Tutoriales

¿Qué es una VPN, para qué sirve y cómo se puede usar?

¿Sabes qué es una VPN? ¿Alguna vez te has preocupado por tu actual nivel de privacidad? Que tu proveedor de Internet otra entidad o, incluso otra persona, pueda saber lo que haces mientras navegas puede resultar inquietante. Vale, que no estás haciendo malo, pero a nadie le gusta sentir que lo vigilan.

¿Te pasa? Entonces este post te interesa. Y es que te vamos a presentar algo conocido como Red Privada Virtual, o VPN, por sus siglas en inglés. ¿Quieres saber más? Entonces sigue leyendo y entérate de qué es una conexión VPN, para qué sirven las VPN, cómo usar VPN y otras cosas que te ayudarán a proteger tu privacidad.

¿Qué es una VPN?

Las redes VPN son tecnologías que permiten que tus equipos con conectividad a Internet pueda intercambiar datos, tanto recibir como enviar, con una red WiFi pública como si se tratara de una red WiFi privada, con todas las ventajas que esto puede ofrecer.

Una conexión VPN utiliza un servidor remoto alojado en algún lugar del mundo dispuesto por un proveedor con el fin de que puedas conectarte a él y utilices su dirección IP como si fuera tuya. 

¿Qué ganas con eso? Pues que logras ocultar tu ubicación real ante tu proveedor de internet. ¿Y para qué quieres esto? Entre otras cosas, esto te permite saltarte los famosos bloqueos geográficos y disfrutar de contenidos exclusivos.

Pero no solo te permiten saltarte bloqueos geográficos para disfrutar, por ejemplo, de Facebook (caso China) o Netflix y sus contenidos exclusivos; también te ofrece un plus de seguridad, pues utilizan un sistema de cifrado que protege la información que envías y recibes.

Siendo así, al utilizar una conexión VPN, incluso si alguna persona u otra entidad logra captar tu tráfico de información, no podría ver lo que cargas y descargas.

VPN

¿Para qué se utilizan las redes VPN?

En un principio, los servidores VPN eran utilizados, más que todo en el ámbito empresarial, pensados para cuando los empleados necesitaran trabajar desde casa, o cualquier lado fuera de la oficina, manteniendo completo acceso a la misma información a la que podría acceder desde su oficina, con la certeza y tranquilidad de tener una conexión completamente segura.  

Eso fue en sus inicios, pero con el paso del tiempo, se encontraron otros usos más diversos y generales, abiertos para toda clase de personas que disfrutan del Internet. Uno de esos usos y, quizás uno de los más famosos, es para burlar la censura aplicada por gobiernos y proveedores de Internet.

Una de las formas con las que puedes burlar la censura de Internet es saltándote los bloqueos geográficos. Estos bloqueos geográficos se han convertido en una herramienta tanto de “protección”, como de marketing por diversos entes. 

Uno de los casos más sonados son los de plataformas como Netflix o Youtube, plataformas que han fijado como requisito que te encuentres en algún país en específico para disfrutar de ciertos contenidos. Los servidores VPN permiten que utilices la dirección IP de un servidor que se encuentra en ese país, engañando a los proveedores de Internet, dándote acceso a dichos contenidos.

Veamos en definitiva cuáles son los usos que se le dan a las conexiones VPN en diversos ámbitos:

  • Trabajo a distancia. Es común en estos tiempos trabajar desde casa, o realizar viajes a distintas partes del mundo por motivos de negocios. En esos momentos es importante tener a mano todas las herramientas e información de las que disponemos en nuestra oficina.

Acceder a la red privada de una empresa desde un sitio público, como un café o una plaza, se puede considerar como poco una locura y una irresponsabilidad. No por el sitio en sí, sino por utilizar una conexión abierta al público, incluso si la conexión está protegida por una contraseña, ya que ésta puede ser interceptada de muchas maneras por personas malintencionadas, dándoles acceso a esa información valiosa.

La utilización de un servidor VPN permite disminuir los riesgos por parte del trabajador y de la empresa, ya que el acceso a la red está protegido por un cifrado.

  • Saltar bloqueos geográficos y evitar censura de contenidos.  Al utilizar una VPN, estableces una conexión con el servidor VPN alojado en alguna parte del mundo y este, a su vez, establece una comunicación con el proveedor de Internet y, al estar alojado en un país diferente al tuyo, los servidores web pensarán que estás navegando desde ese país, pudiendo acceder al contenido que es exclusivo para ellos.

Siguiendo el mismo concepto, se puede aplicar en casos donde el contenido está bloqueado en tu país, como por ejemplo, el Facebook en China. De no ser por los servicios VPN, las personas en China no podrían utilizar esta red social.

  • Seguridad. Los servicios VPN en la mayoría de los casos incluyen un sistema de cifrado de los paquetes de datos que se transmiten a través de ella, por lo que al hacer uso de una red WiFi pública, es recomendable hacerlo con una VPN de por medio.

Imagina que necesitas acceder a tus cuentas bancarias y solo puedes hacerlo por medio de la red WiFi del café más cercano. Como es una red pública, no hay manera en que puedas confiar completamente en ella, por lo que pondrías en riesgo la integridad de tus datos, pues cualquiera puede captar tus datos y coger tus cuentas.

Evita pasar esos malos ratos utilizando un servicio VPN que proteja tus datos por un sistema de cifrado. Así, incluso si tu tráfico de datos es capturado, no podrán tener acceso a más que un montón de símbolos sin significado.

como es una vpn

Ventajas y desventajas de usar una VPN.

Ahora que ya conoces qué es una VPN y para qué se utiliza, ahora nos toca ver cuáles son sus puntos fuertes y débiles. Así podrás saber en qué momentos podrás utilizarla y cuáles es mejor que no.

A favor:

  • Puede utilizarse en cualquier dispositivo que tenga acceso a Internet y funciona con cualquier aplicación. A diferencia de los servidores proxy, un servidor VPN enruta todo el tráfico de Internet, por lo que no te verás limitado a utilizarlo solo con el navegador.
  • Facilidad de conexión y desconexión. Después de instalarlo y configurarlo, solo con darle clic a un botón puedes activarlo y desactivarlo cuando lo necesites.
  • Seguridad. Es ideal para utilizar conexiones de WiFi públicas y proteger la integridad de tus datos. Debes tener en cuenta que para esto debe incluir el sistema de cifrado de conexión.
  • Burla el bloqueo geográfico. Al utilizar la IP de un servidor ubicado en algún país que necesites, puedes acceder a todo el contenido exclusivo de esa región, burlando el popular bloqueo geográfico establecido por varias plataformas.
  • Privacidad ante tu proveedor de Internet. Si no te gusta eso de que tu proveedor controle en todo momento lo que haces en la red, así no sea nada malo, entonces las VPN son tu solución ideal. Eso sí, aunque tu proveedor no sepa lo que haces, la compañía que gestiona tu servicio de VPN sí que podrá saberlo.

En contra:

  • Precio. Es cierto que existen una gran cantidad de servicios VPN gratuitos, sin embargo, que exista una versión de pago solamente significa una cosa: esta versión es (mucho) mejor. Ya sea que ofrecen una mayor cobertura de datos mensuales, un mayor número de dispositivos conectados simultáneamente o más localidades a las que acceder, todas esas virtudes tienen su precio. Aunque es cierto que hay algunas excepciones a la regla.
  • Merma en la velocidad. Si te conectas a un servidor muy alejado de tu lugar de origen, puedes experimentar cierta latencia. Y es que al tener que atravesar grandes distancias de ida y vuelta, es normal que la velocidad de tu transferencia de datos se vea afectada.
  • Seguridad no infalible. En la actualidad hay métodos cada vez más complejos para intervenir nuestras conexiones, por lo que nada nos asegura que sea 100% privada. Lo que sí es cierto es que mientras más protocolos de seguridad intervengan, menores son las probabilidades de sufrir un ataque que violente nuestra privacidad. Pon especial atención a las conexiones VPN basadas en el protocolo PPTP.

¿Cómo utilizar una Red Privada Virtual?

En los ordenadores actuales puedes conectarte a una red privada virtual sin necesidad de instalar programas adicionales. Claro, si deseas, puedes contratar un servicio VPN para tener una mayor cobertura y beneficios. Sigue estos pasos para utilizar una VPN:

En Windows 10:

  • Entra en Red e Internet, dentro de las opciones del PC.
  • Abre la pestaña VPN.
  • Clic en Agregar una conexión VPN.
  • Rellena la información y comienza a utilizarla.

En MAC:

  • Entra en Preferencias del sistema y haz clic en Red.
  • Pulsa Añadir y selecciona VPN en el menú desplegable.
  • Rellena el formulario con la información correspondiente.

En Linux:

Para hacer uso de un servidor VPN deberás tener instalado un paquete llamado “network-manager-vpnc” y seguir estos pasos:

  • Haz clic en el icono de red y elige Conexiones VPN – Configurar VPN.
  • Pulsa Añadir y sigue las instrucciones para rellenar el resto de información.
74 artículos

Sobre el autor:
Dicen que dirijo esta web y que también redacto. 🖥️ Administrador de sistemas y programador.
Artículos
Artículos relacionados
Tutoriales

Cómo cambiar los iconos de un teléfono Xiaomi sin aplicaciones

Saber cómo cambiar los iconos de un teléfono Xiaomi sin recurrir a apps es más sencillo de lo que te creés. Veamos…
Tutoriales

Cómo crear carpetas en Atajos de iOS 14 o iPadOS 14

Con la actualización del sistema operativo de Apple, muchas personas quieren saber cómo crear carpetas en Atajos de iOS 14 o iPadOS…
Tutoriales

¿Cómo pedir tu vida laboral por Internet y descargarla?

Descubre cómo Pedir Vida Laboral a través de tu ordenador o incluso mediante el uso de tu móvil; una tarea realmente fácil…