Dead Cells, ya disponible para descargar en Android

Dead Cells es un juego exitoso que combina a la perfección los desafíos de bosses, fantasía y acción, por lo que llegó a Android recientemente. Veamos más detalles.

Este título había tenido una versión para iOS, la cual se había estrenado el año pasado. Esta entrega promete muchas horas de diversión, gracias a una jugabilidad interesante, donde las mecánicas propias te dirán que la muerte no es el final, sino el comienzo de tu aventura.

dead cells android

Dead Cells tiene una temática bastante oscura, donde aparecerá un guerrero que no tiene cabeza, por lo que habremos de explorar los confines de un castillo en estilo laberinto a través de distintas acciones, como saltar, agacharnos o abrir puertas. Además, por supuesto, la aventura estará llena de peligros, con enemigos que no dudarán en atacarnos cuando se presente la oportunidad.

Características de Dead Cells en Android

Además, lo interesante es que las partidas serán de forma no-lineal, por lo que irán cambiando a medida que avancemos. Esto se complementa con el hecho de que hay distintos pasadizos que iremos descubriendo, por caminos realmente peligrosos, donde se abrirán algunas puertas para ver viajes rápidos con zonas ya conocidas.

dead cells android

El Dead Cells no implica una muerte «traumática», es decir, donde pierdes todos los progresos que habías logrado. En realidad, tienes la capacidad de desbloquear los nuevos niveles, por lo que la trama es realmente interesante a medida que vas muriendo, perdiéndote entre todos los laberintos que supone el juego, ya que no hay un único camino para que puedas llegar la final.

Con un estilo tipo RPG y unos gráficos tipo píxeles, debemos enfrentarnos a los enemigos con distintas armas, a medida que nuestras habilidades también van evolucionando con distintos elementos del juego. Todo esto, al mismo tiempo en que la música acompaña de una manera épica. Si queremos comprarlo, debemos pagar unos 8,99 euros, por lo que puede ser una buena oportunidad de probarlo.

Deja un comentario