antivirus windows defender

El antivirus Windows Defender fue clasificado como uno de los mejores del mundo. ¿Logrará que muchos usuarios dejen de contratar programas de terceros?

Este software gratuito que viene preinstalado en el sistema operativo de Microsoft fue considerado uno de los mejores, de acuerdo con la investigadora alemana AV-Test.

¿Qué nos dice el análisis del antivirus Windows Defender?

La versión 4.18 del antivirus Windows Defender consiguió un puntaje perfecto en las pruebas con Windows 10 Home. En el apartado más importante, que es el de protección, logró un 6/6. Pero, además, consiguió lo mismo en el rendimiento y la usabilidad.

windows defender 2

Esta firma realizó una evaluación de 34 antivirus distintos a lo largo de dos meses. ¿Cómo verificó que funcionen? Pues, sencillo: atacando a los sistemas operativos con distintas amenazas reales, con el fin de ver si eran detectadas o no.

De esta manera, el antivirus Windows Defender logró quedarse con el primer puesto, junto a otros programas de terceros de renombre, tales como F-Secure, Kaspersky y Norton.

 

La ventaja principal del antivirus Windows Defender es que es gratuito y viene preinstalado en este sistema operativo. Sin embargo, la principal desventaja es que muchos usuarios no conocen de su existencia, puesto que lo suelen confundir con un apartado de firewall o, simplemente, creen que no funciona como debería.

windows defender 3

Esto sucede ya que siempre existió un dominio increíble de antivirus de terceros, por lo que siempre se prefirió estar asegurado por compañías especializadas. Sin embargo, aunque este software nativo de Windows no es perfecto -tiene problemas como todos-, esta investigación es útil para preguntarnos si vale la pena gastar dinero sabiendo que Windows Defender está con nosotros de manera gratuita.

Desde nuestro punto de vista, confiamos plenamente en el rendimiento de este antivirus. Personalmente, siempre nos ha protegido de distintas amenazas que circulan por la web, aunque tampoco está mal seguir inclinándose por las alternativas clásicas.