Windows Defender: ¿antivirus innecesarios?

Casi quince años pasaron desde que Microsoft compró la tecnología de una prometedora empresa rumana: GeCAD Software. Esto generó los primeros antivirus de la empresa, Windows Defender, que evolucionó a Microsoft Security Essentials. Y, actualmente, parecen cada vez más seguros. Descubre más en Tu Informática Personal.

En la actualidad, Brad Anderson ha indicado que Windows Defender dispone de más de un 50% de cuota de mercado en grandes y pequeñas compañías. Es por esto que todo indicaría que la compra de software de antivirus comienza a llegar a su ocaso: ya no es necesario. Windows se ocupa de todo.

Windows Defender parece imponerse a su competencia, ya que según los datos de Microsoft, un 18% de los usuarios de Windows 7 y 8 utilizan Windows Defender mientras que más de un 50% de los dispositivos con Windows 10 utilizan este software. Esto lo atribuye Microsoft a la mejora en la eficacia de Windows Defender, el cual fue reescrito en 2015. Después de ese trabajo, es capaz de bloquear muchas de las amenazas que atentan contra la seguridad de nuestro sistema operativo.

Brad Anderson, además, dijo que trabajaron para incrementar las capacidades de su antivirus, haciéndolo más efectivo. En 2015 los resultados de los dos mejores tests mejoraron increíblemente. Como podemos apreciar en la gráfica inferior, los resultados pasaron de un 85% en el test de Prevalencia y ahora están en el 100% o cercados a dicha cifra.

La eficacia no fue la única razón para utilizar Windows Defender, ya que hay otras compañías que también gozan de buena reputación. El propio Anderson explica las claves de su antivirus.

  1. Las capacidades de su antivirus solucionan son una garantía. Los resultados de los test muestran muchas cosas. Con cinco meses en lo más alto de los test, en los cuales le ganaron a los mayores competidores, hacen de Defender una solución ideal contra las amenazas más avanzadas.
  2. Su solución es más sencilla y más barata de mantener que la de sus competidores. Con Windows 10, las capacidades del antivirus están incorporadas en el sistema operativo y no hay que hacer nada más. Con Windows 7 no se incluyeron estas características por defecto, aunque se podía hacer mediante Config Manager. Ahora, no hay que mantener dos infraestructuras, una para el PC y otra para el antivirus, ya que Microsoft lo hace por nosotros.
  3. Su solución permite a los IT ser más ágiles. En Windows 10 la seguridad se encuentra en la plataforma. Cuando hay una actualización no es necesario certificarla, ya que ambos productos trabajan sincronizadamente.
  4. Esta solución mejora la experiencia de usuario. Está diseñada para trabajar de forma secundaria, de manera tal que resulta menos intrusiva para el usuario y minimiza el consumo de energía del aparato. Esto supone una mayor autonomía para nuestros dispositivos, y mayor comodidad para nosotros.

Ya veremos cómo se organizan otros antivirus, tales como Avast o Kaspersky, para no decaer completamente ante el imperio de Windows Defender.

Y tú… ¿qué utilizas?

Ariel

Estudiante de Comunicación Social.

Noticias Recientes

Suscríbete a nuestro Boletín

Síguenos

Puedes estar al día de las mejores noticias siguiéndonos en nuestras redes sociales!

Lo popular de este mes